jueves, 31 de agosto de 2017

Nuestros mamíferos, esos grandes desconocidos… 
Y el medio en el que viven

(haz clic en cada foto y te lleva a los blogs o vídeos temáticos)

 Existe una importante cantidad de prejuicios sobre nuestras poblaciones de mamíferos que conducen a conclusiones alejadas de la realidad. No se dejan ver lo que unido a una deficiente información y a falsas creencias (principalmente que nos temen y no se acercan a las zonas con presencia humana) da como resultado la visión errónea de la mayoría de la población e incluso de los naturalistas no especializados en mamíferos.

 No se puede obviar el conflicto entre las distintas formas de ver y sentir la naturaleza lo que conlleva una gran carga emotiva y dogmática y, como no, esto tiene una enorme influencia en la visión y gestión de nuestro medio natural.

 Una lástima pero es el mundo que nos ha tocado, podemos centrarnos en lo negativo o mover un poco el caleidoscopio y ver las cosas de otra forma, la realidad se torna totalmente distinta.
En primer lugar los datos son lo que son, otra cosa es como los quiera interpretar cada cual desde su punto de vista, por supuesto parcial.

 Y para tener clara la realidad de nuestra fauna de mamíferos nada como volver atrás en el tiempo para seguirlos hasta nuestros días, a ellos y al medio que les acoge.
 Los mamíferos en la España del siglo XXI
 La realidad a menudo supera con creces a la ficción y el caso de nuestra naturaleza y en concreto de nuestros mamíferos silvestres es un buen ejemplo de ello. En general se tiende a imaginar a nuestros mamíferos en los lugares más recónditos de bosques y montañas… y nada más lejos de la realidad.
 Mamíferos urbanos
  Y no solo en Barcelona…
 Mamíferos en Zaragoza
 Y si hay un mamífero emblemático ese es la nutria, especialmente si lo vemos en…
 La nutria en Zaragoza
 Si la nutria es un emblema de nuestros ríos, el corzo lo es de nuestros campos y bosques, ambos tan tenido un devenir similar e igual de fulgurante.

 Pero no se puede comprender a un ser vivo, especialmente a la fauna, sin conocer el medio en el que vive. Esto es especialmente importante en nuestra península que nos es sino un mosaico de climas, morfología, vegetación o suelos mezclados como en un cóctel con el pasado y el presente de la sociedad humana.
 Una gran parte de la presión que históricamente ejerció el ser humano, en una sociedad casi de supervivencia, ha desaparecido junto con la cultura rural dándose una paradoja: las zonas urbanizadas se han hiper urbanizado, mientras buena parte de la naturaleza se asalvaja y en amplias zonas de la península (esto depende de la región) solo hay un gestor de la naturaleza salvaje, el fuego.
 El bosque y el fuego
 Es reiterativo dos temas de discusión: la situación de la evolución de la masa forestal en España...
... y sí nuestros bosques están sucios.
 El fuego genera cíclicamente todo tipo de comentarios y propuestas totalmente contradictorias, mientras debatimos el fuego hace su trabajo. Lo mismo ocurre con la dinámica de los ríos especialmente cuando una riada causa grandes destrozos.
 La dinámica de un río
  Los animales viven en un medio y no son ajenos a la variedad de factores que interactúan, el clima es uno de ellos.
 La influencia de las montañas en el clima
 La morfología del terreno, no solo las montañas, tiene que ver mucho con el clima y el rastro quizás más hermoso sean las nubes y sus mil formas y texturas.
 Y el más espectacular el rayo.
 El valle del Ebro junto con la alta montaña son los dos medios más difíciles para la vida…, pero no es nadie la vida abriéndose paso.
 El valle del Ebro no es un desierto I

 El valle del Ebro no es un desierto II


 La naturaleza tiene mil caras y la vida una inmensa capacidad para abrirse paso, hay ejemplos espectaculares, especialmente en los biotopos más extremos como los desiertos o los polos. Pones una balsa para el ganado y…
 Erase una balsa en el desierto
 Pero no faltan ejemplos al lado de tu casa, un simple agujero en la roca caliza, un poco de lluvia y la vida estalla.
 La vida en un cucó
 O una sencilla mata de euphorbia serrata.
 Fauna de euphorbia serrata
 Si algo tiene la naturaleza es su espíritu cambiante, es cualquier cosa menos un ente estable, a lo largo de una simple vida humana se aprecian cambios apreciables especialmente en determinadas épocas, ya sea por una glaciación o la subsiguiente deglaciación, una era de vulcanismo activo, de movimientos de placas o de una enorme influencia de una especies dada que en nuestro tiempo lo representa la especie humana.
 Pero nosotros hemos salido hoy con la intención de ver a nuestros mamíferos salvajes para darnos cuenta, en poco tiempo, de que no se dejan ver. Desgraciadamente para nosotros suelen ser nocturnos y sus sentidos nos dejan, en comparación con ellos, a la altura del ser más torpe… Pero vivir deja rastro y este rastro los delata.
 Rastreando mamíferos
 Las huellas son consideradas el rastro por excelencia por cualquier persona,  pero entre un mal sustrato y especies que se parecen a veces no resulta fácil diferenciar a unos de otros.
Especialmente cuando son muy similares.
 Comparando huellas I

 Pero hay un error al considerar las huellas el principal rastro: que hay muchos lugares donde no hay sustrato para ver huellas o está muy seco. Y resulta que son territorialistas y por tanto necesitan marcar sus territorios, para lo que utilizan diversos métodos, por ejemplo los excrementos.
 Clave de escrementos
 Que además de permitirnos estudios de ausencia/presencia nos permiten averiguar qué es lo que han comido. Lo que nos permite descubrir unas cuantas cosas curiosas, por ejemplo que muchos carnívoros no lo son tanto y en verano aprovechan una oferta abundante y que no cuesta ningún esfuerzo: los frutos silvestres.
 Semillas de frutos silvestres
 O las marcas en los árboles como el corzo, el ciervo, el oso o el jabalí principalmente.
 Marcas en árboles

 Marcas en árboles del jabalí
 Aparte de que muchos excaven en el suelo para hacerse una guarida o buscar comida.
 Marcas en el suelo
 El conejo, aparte de para excavar sus huras, lo hace para marcar su territorio como apoyo a las letrinas.
 Las marcas del conejo
 Y todos dejan en mayor o menor medida distintos tipos de rastros que nos permiten estudiar distintas facetas de su vida y descubrir algunas curiosidades.
 Marcas en setas
 Algunas resultan realmente curiosas y a veces cuesta descubrir la intencionalidad.
 El jabalí y el palmito
 El palmito es algo más que una rareza de nuestra vegetación.


 Otros muchos seres que apenas se dejan ver no son menos importantes en la naturaleza que aquellos a los que hemos asignado una categoría especial, pues esto no deja de ser una visión simplistamente humana.



 Y de la misma forma tendemos a ver  como algo profundamente negativo los problemas de especies emblemáticas mientras no contamos con otras más humildes pero más importantes.
 El rastreo se usa para estudiar a distintas especies pero no es una metodología que se haya usado mucho, excepto para presencia/ausencia, en primer lugar porque no había tradición de rastreo en la península ibérica y en segundo porque no se prestan fácilmente a aportarnos unos datos estadísticos, son por naturaleza aleatorios, pero se puede intentar.
 Metodología de rastreo
 Y tras descubrir que sus rastros les delatan podemos salir a ver cuánto dan de sí. 
 El zorro es un buen aliado del rastreador.
 Los rastros del zorro
 La nutria también se comporta bastante bien con nosotros.
 Los rastros de la nutria
 El conejo tampoco pasa desapercibido.
 El conejo, una especie clave
 Pero el premio al mejor amigo del rastreador es, sin duda, para el jabalí.
 Los rastros del jabalí
 Aquí, en Muskari, no podemos olvidarnos de la especie que es nuestro emblema y que está en el corazón de nuestro mundo mediterráneo...


 El erizo no es un buen amigo de los rastreadores pues a pesar de su abundancia pasa muy desapercibido y no resulta fácil localizar e interpretar sus rastros.
 Los rastros no son un fin en sí mismos, son uno de los medios para conocer a los esquivos mamíferos, como son, como viven,..



 La ciencia avanza a pasos agigantados y visto y no visto ha puesto en nuestras manos una tecnología fabulosa para adentrarnos en la vida de nuestros compañeros salvajes y para descubrir facetas de su vida que difícilmente podríamos conocer de otra forma.
 Curiosidades del fototrampeo
 Ni imaginar las interrelaciones alrededor del valde de comida que hemos dejado para el perro. Y cuando el hambre aprieta…
 Hambre versus miedo
 Unas cámaras de foto y vídeo al alcance de cualquiera inimaginables hace 20 años nos permiten quitarnos las gafas de “madera” y ponernos unas de verdad.
 La ardilla en los bosques litorales
 A veces nos permite descubrir a algún pequeño ladronzuelo...
 La naturaleza ibérica ha vivido unas décadas históricas, especies que nos han dejado, otras que estuvieron a punto de hacerlo han vuelto a nuestras vidas con fuerza.
 La nutria en España, 30 años de seguimiento
 Y otras nuevas se han colado de lleno en nuestro cuarto de estar
 Las marmotas en la Sierra del Cadí

El rastreo es una ventana a los secretos que la naturaleza nos esconde, Muskari nació para enseñaros y ayudaros a abrir esa ventana. Y para ello disponéis de un material único.

 Libros
 Réplicas de huellas cogidas en campo de todos nuestros mamíferos y unas cuantas aves
 Huellas en resina
 Maquetas...
 Y por supuesto los cursos de rastreo que Muskari lleva impartiendo desde 1982 en 71 localidades distintas de España, Portugal y Andorra. En universidades de veterinaria (Zaragoza y Murcia) y biología (Granada, Aveiro), institutos de formación profesional, grupos naturalistas, ayuntamientos,…



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nuestros mamíferos, esos grandes desconocidos…  Y el medio en el que viven (haz clic en cada foto y te lleva a los blogs o vídeos temát...